Sustrato telúrico en loita

O caníbal axexa a sombra

penumbra

caía a terra

caía

trebón menos un

verdes comprimidos táboas de plantas

tántricas

tísicas mulleres enervan pregarias

axexa a sombra

tropical absceso

vertente mórbida

mastiga o cacto

excarcera espíritos

prepara o salto

salta.

___________________________

Sustrato telúrico en lucha

El caníbal vigila la sombra

penumbra

caía la tierra

caía

tormenta menos uno

verdes comprimidos tablas de plantas

tántricas

tísicas mujeres enervan plegarias

vigila la sombra

tropical absceso

vertiente mórbida

mastica el cactus

excarcela espíritus

prepara el salto

salta.

Milleiros de cacharelas prenderán Galiza no solsticio de ...

Anuncios

Desperfectos

Tratábase de

tratouse sempre de

encaixar ben os desperfectos

que é iso de ser artista

na festa de manequíns

 

as pálpebras caídas as mans molladas con bágoas alleas

estériles bulían as sombras no país dos espellos

 

de súpeto aquela lembranza coa que dun momento a outro poderíase poñer a chorar

con ollos xeométricos de boneca destituida.

Polo fondo van caendo estrelas púrpuras na Avenida Metrosidero.

 

____________________________

 

Se trataba de

se trató siempre de

encajar bien los desperfectos

qué es eso de ser artista

en la fiesta de los maniquíes

 

los párpados caídos las manos mojadas con lágrimas ajenas

estériles se movían deprisa las sombras en el país de los espejos

 

de pronto aquel recuerdo con el que de un momento a otro podría ponerse a llorar

con ojos geométricos de muñeca destituida.

Por el fondo van cayendo estrellas púrpuras en la Avenida Metrosidero.

Infinitas Palabras Misteriosas: El macabro caso de La ...

Llueve

Llueve. La tarde es una
hoja de niebla. Llueve.
La tarde está mojada
de tu misma tristeza.
A veces viene el aire
con su canción. A veces
Siento el alma apretada
contra tu voz ausente.

Teu nome

Unha patada máis cartos subir a paga

todo irá ben e ti xa o sabes

final de temporada non podes volver ser neno

para que queres 11 tipos de axudas distintas se podes revisar só 3

o rapaz con sombreiro salta con música de videoxogo e xira a ruleta ven descubrir o que é volver

sempre volves

non sabes xa nin como poñerte nin escoitar as sinais das sereas mortas descafeinadas

Benvido

Ven

Xa estás aquí e trémeme a voz ao dicir teu nome.

____________

Tu nombre

Una patada más dinero subir la paga

todo irá bien y tú ya lo sabes

final de temporada no puedes volver a ser niño

para que quieres 11 tipos de ayudas distintas si puedes revisar solo 3

el chico con sombrero salta con música de videojuego y gira la ruleta ven a descubrir lo que es volver

siempre vuelves

no sabes ya ni como ponerte ni escuchar las señales de las sirenas muertas descafeinadas

Bienvenido

Ven

Ya estás aquí y me tiembla la voz al decir tu nombre.

Head of a woman, Egon Schiele (1908)

Descalabro

Vénlle á cabeza un día na rúa

e outro día nun salón

outro nun bar

nunha cociña

nun dormitorio

nun aula

nunha oficina da administración

noutra oficina con vistas

ao matadoiro municipal.

 

Ironías do camiño.

 

Insoportable

pasan os segundos

paralíticos palatales cara el

a sombra saúda de lonxe e avisa

non lle aceptes o convite

motor con garfios mecánicos pola fiestra do cuarto

non abri-los ollos

guerra

 

rexistro

compulsar papeis e papeis

pola espalda cheirume

con cara de eficiencia inventada

tesa e sen movementos

sen existir sen ser nin antes nin agora nin nunca

esquecédevos de min

 

se lle poñen os pelos de estridente punta

arrepío do demo vacía a alma

lamentar a carraxe estancada sen duración definida

verter a tinta da estilográfica e deixar as verbas en repouso

reprime, nena, non empuxes

 

pero

 

non me axudastes e sigo aquí

non vedes?

será que non me facíades tanta falla.

 

Meigas fóra

Tan alleos e impotentes

trazos de debuxos de neno pequeno

garabatos en inacción

como espectadores asistimos ao colapso

a estela da serpe impregnada no xenoma humano

será capaz de saca-la cabeza fóra

 

fuxide os que poidades

eu espero na praia

cazando bolboretas.

Resultado de imagen de cazamariposas arte

Conversas silenciosas

O ambiente é rosa

apastelado

lonxano dende o meu enfoque

son partícipe da escea

son unha nena

son unha rapaza

logo unha moza

unha muller

serei unha vella

ou non

discorrer templado.

 

Tomamos os bombóns paseniñamente

deleitándonos co doce sabor de chocolate morniño

ablandecido pola calor daquela tarde

falouse de cousas difíciles de xeito sinxelo

foise desentupindo o velo

que impedía chegar ao fondo da cuestión

e logo todo fluíu tranquilo

harmonioso no seu son e no seu movemento

coma unha escea pintada que cobra existencia;

 

falouse da vida incluso falando do cancro.

______________

El ambiente es rosa

apastelado

lejano desde mi enfoque

soy partícipe de la escena

soy una niña

soy una chica

después una joven

una mujer

seré una vieja

o no

discurrir templado.

 

Tomamos los bombones despacio

deleitándonos con el dulce sabor del chocolate templado

ablandado por el calor de aquella tarde

se hablaron cosas difíciles de manera fácil

se fue destupiendo el velo

que impedía llegar al fondo de la cuestión

y después todo fluyó tranquilo

armonioso en su sonido y en su movimiento

como una escena pintada que cobra existencia;

 

se habló de la vida incluso hablando del cáncer.

Resultado de imagen de arthur dove red sun

Arthur Dove, Red Sun (1935)

Instamoments

Rescatando favoritos…

Galicia Poética "antolloloxía"

Artificios nos beizos sorrisos sen carne

roupas sen alma posados para instantáneas efímeras

verbas sen arte natureza morta

obxectos sen mundo fronte suxetos sen pensamentos.

Instamoments

Artificios en los labios sonrisas sin carne

ropas sin alma posados para instantáneas efímeras

palabras sin arte naturaleza muerta

objetos sin mundo frente a sujetos sin pensamientos.

Composición en rojo, amarillo, azul y negro, Piet Mondrian (1921)

Ver la entrada original

Canción pirata

Fumo mucho. Demasiado.
Fumo para frotar el tiempo y a veces oigo la radio,
y oigo pasar la vida como quien pone la radio.
Fumo mucho. En el cenicero hay
ideas y poemas y voces
de amigos que no tengo. Y tengo
la boca llena de sangre,
y sangre que sale de las grietas de mi cráneo
y toda mi alma sabe a sangre,
sangre fresca no sé si de cerdo o de hombre que soy,
en toda mi alma acuchillada por mujeres y niños
que se mueven ingenuos, torpes, en
esta vida que ya sé.
Me palpo el pecho de pronto, nervioso,
y no siento un corazón. No hay,
no existe en nadie esa cosa que llaman corazón
sino quizá en el alcohol, en esa
sangre que yo bebo y que es la sangre de Cristo,
la única sangre en este mundo que no existe
que es como el mal programado, o
como fábrica de vida o un sastre
que ha olvidado quién es y sigue viviendo, o
quizá el reloj y las horas pasan.
Me palpo, nervioso, los ojos y los pies y el dedo gordo
de la mano lo meto en el ojo, y estoy sucio
y mi vida oliendo.
Y sueño que he vivido y que me llamo de algún modo
y que este cuento es cierto, este
absurdo que delatan mis ojos,
este delirio en Veracruz, y que este
país es cierto este lugar parecido al Infierno,
que llaman España, he oído
a los muertos que el Infierno
es mejor que esto y se parece más.
Me digo que soy Pessoa, como Pessoa era Álvaro de Campos,
me digo que estar borracho es no estarlo
toda la vida, es
estar borracho de vida y no de muerte,
es una sangre distinta de esa otra
espesa que se cuela por los tejados y por las paredes
y los agujeros de la vida.
Y es que no hay otra comunión
ni otro espasmo que este del vino
y ningún otro sexo ni mujer
que el vaso de alcohol besándome los labios
que este vaso de alcohol que llevo en el
cerebro, en los pies, en la sangre.

(…)

Escribir en España no es llorar, es beber,
es beber la rabia del que no se resigna
a morir en las esquinas, es beber y mal
decir, blasfemar contra España
contra este país sin dioses pero con
estatuas de dioses, es
beber en la iglesia con música de órgano
es caerse borracho en los recitales y manchas de vino
tinto y sangre «Le livre des masques» de Rémy de Gourmont
caerse húmedo babeante y tonto y
derrumbarse como un árbol ante los farolillos
de esta verbena cultural. Escribir en España es tener
hasta el borde en la sangre este alcohol de locura que ya
no justifica nada ni nadie, ninguna sombra
de las que allí había al principio.

Y decir al morir, cuando tenga
ya en la boca y cabeza la baba del suicidio
gritarle a las sombras, a las tantas que hay y fantasmas
en este paraíso para espectros
y también a los ciervos que he visto en el bosque,
y a los pájaros y a los lobos en la calle y
acechando en las esquinas

«Fifteen men on the Dead Man’s Chest
Fifteen men on the Dead Man’s Chest
Yahoo! And a bottle of rum!»

Leopoldo María Panero, Last River Together (1980).