Descalabro

Vénlle á cabeza un día na rúa

e outro día nun salón

outro nun bar

nunha cociña

nun dormitorio

nun aula

nunha oficina da administración

noutra oficina con vistas

ao matadoiro municipal.

 

Ironías do camiño.

 

Insoportable

pasan os segundos

paralíticos palatales cara el

a sombra saúda de lonxe e avisa

non lle aceptes o convite

motor con garfios mecánicos pola fiestra do cuarto

non abri-los ollos

guerra

 

rexistro

compulsar papeis e papeis

pola espalda cheirume

con cara de eficiencia inventada

tesa e sen movementos

sen existir sen ser nin antes nin agora nin nunca

esquecédevos de min

 

se lle poñen os pelos de estridente punta

arrepío do demo vacía a alma

lamentar a carraxe estancada sen duración definida

verter a tinta da estilográfica e deixar as verbas en repouso

reprime, nena, non empuxes

 

pero

 

non me axudastes e sigo aquí

non vedes?

será que non me facíades tanta falla.

 

Anuncios

Meigas fóra

Tan alleos e impotentes

trazos de debuxos de neno pequeno

garabatos en inacción

como espectadores asistimos ao colapso

a estela da serpe impregnada no xenoma humano

será capaz de saca-la cabeza fóra

 

fuxide os que poidades

eu espero na praia

cazando bolboretas.

Resultado de imagen de cazamariposas arte

Conversas silenciosas

O ambiente é rosa

apastelado

lonxano dende o meu enfoque

son partícipe da escea

son unha nena

son unha rapaza

logo unha moza

unha muller

serei unha vella

ou non

discorrer templado.

 

Tomamos os bombóns paseniñamente

deleitándonos co doce sabor de chocolate morniño

ablandecido pola calor daquela tarde

falouse de cousas difíciles de xeito sinxelo

foise desentupindo o velo

que impedía chegar ao fondo da cuestión

e logo todo fluíu tranquilo

harmonioso no seu son e no seu movemento

coma unha escea pintada que cobra existencia;

 

falouse da vida incluso falando do cancro.

______________

El ambiente es rosa

apastelado

lejano desde mi enfoque

soy partícipe de la escena

soy una niña

soy una chica

después una joven

una mujer

seré una vieja

o no

discurrir templado.

 

Tomamos los bombones despacio

deleitándonos con el dulce sabor del chocolate templado

ablandado por el calor de aquella tarde

se hablaron cosas difíciles de manera fácil

se fue destupiendo el velo

que impedía llegar al fondo de la cuestión

y después todo fluyó tranquilo

armonioso en su sonido y en su movimiento

como una escena pintada que cobra existencia;

 

se habló de la vida incluso hablando del cáncer.

Resultado de imagen de arthur dove red sun

Arthur Dove, Red Sun (1935)

Instamoments

Rescatando favoritos…

Galicia Poética "antolloloxía"

Artificios nos beizos sorrisos sen carne

roupas sen alma posados para instantáneas efímeras

verbas sen arte natureza morta

obxectos sen mundo fronte suxetos sen pensamentos.

Instamoments

Artificios en los labios sonrisas sin carne

ropas sin alma posados para instantáneas efímeras

palabras sin arte naturaleza muerta

objetos sin mundo frente a sujetos sin pensamientos.

Composición en rojo, amarillo, azul y negro, Piet Mondrian (1921)

Ver la entrada original

Canción pirata

Fumo mucho. Demasiado.
Fumo para frotar el tiempo y a veces oigo la radio,
y oigo pasar la vida como quien pone la radio.
Fumo mucho. En el cenicero hay
ideas y poemas y voces
de amigos que no tengo. Y tengo
la boca llena de sangre,
y sangre que sale de las grietas de mi cráneo
y toda mi alma sabe a sangre,
sangre fresca no sé si de cerdo o de hombre que soy,
en toda mi alma acuchillada por mujeres y niños
que se mueven ingenuos, torpes, en
esta vida que ya sé.
Me palpo el pecho de pronto, nervioso,
y no siento un corazón. No hay,
no existe en nadie esa cosa que llaman corazón
sino quizá en el alcohol, en esa
sangre que yo bebo y que es la sangre de Cristo,
la única sangre en este mundo que no existe
que es como el mal programado, o
como fábrica de vida o un sastre
que ha olvidado quién es y sigue viviendo, o
quizá el reloj y las horas pasan.
Me palpo, nervioso, los ojos y los pies y el dedo gordo
de la mano lo meto en el ojo, y estoy sucio
y mi vida oliendo.
Y sueño que he vivido y que me llamo de algún modo
y que este cuento es cierto, este
absurdo que delatan mis ojos,
este delirio en Veracruz, y que este
país es cierto este lugar parecido al Infierno,
que llaman España, he oído
a los muertos que el Infierno
es mejor que esto y se parece más.
Me digo que soy Pessoa, como Pessoa era Álvaro de Campos,
me digo que estar borracho es no estarlo
toda la vida, es
estar borracho de vida y no de muerte,
es una sangre distinta de esa otra
espesa que se cuela por los tejados y por las paredes
y los agujeros de la vida.
Y es que no hay otra comunión
ni otro espasmo que este del vino
y ningún otro sexo ni mujer
que el vaso de alcohol besándome los labios
que este vaso de alcohol que llevo en el
cerebro, en los pies, en la sangre.

(…)

Escribir en España no es llorar, es beber,
es beber la rabia del que no se resigna
a morir en las esquinas, es beber y mal
decir, blasfemar contra España
contra este país sin dioses pero con
estatuas de dioses, es
beber en la iglesia con música de órgano
es caerse borracho en los recitales y manchas de vino
tinto y sangre «Le livre des masques» de Rémy de Gourmont
caerse húmedo babeante y tonto y
derrumbarse como un árbol ante los farolillos
de esta verbena cultural. Escribir en España es tener
hasta el borde en la sangre este alcohol de locura que ya
no justifica nada ni nadie, ninguna sombra
de las que allí había al principio.

Y decir al morir, cuando tenga
ya en la boca y cabeza la baba del suicidio
gritarle a las sombras, a las tantas que hay y fantasmas
en este paraíso para espectros
y también a los ciervos que he visto en el bosque,
y a los pájaros y a los lobos en la calle y
acechando en las esquinas

«Fifteen men on the Dead Man’s Chest
Fifteen men on the Dead Man’s Chest
Yahoo! And a bottle of rum!»

Leopoldo María Panero, Last River Together (1980).

Amores nenos

Tropezo coas cousas, cos sentementos coa cadeira na cociña

déixome desvelar polas ambivalencias

e ti apareces co teu mozo novo ben vestido e caladiño

moito che gustan os rapaces ben vestidos e caladiños

así podes falalo todo ti

non dixo nin mú

pero movía a cabeza en sinal de aprobación pena desencanto.

 

Ía un calor épico coma nos bós tempos

aqueles nos que xeaba e facía frío ata febreiro e despois chovía, e ventaba, e chegaba maio e era o mes das frores

onde van as frores, que xa abriron e xa pecharon varias veces no ano

e velaí chegaches ti coa túa melena

el co seu floco de cabelo sobre a fronte que guapo

eu cortaba o pelo para parecer maior pintaba os beizos

poñía os zapatos da miña nai case morta

e non se me ocorreu outra cousa que pedirlle au teu rapaz aquela tarde

a escondidas dos adultos e sen que niguén o soubera

que se quedase

o intre que tivera

a morrer conmigo.

 

Amores niños

 

Tropiezo con las cosas, con los sentimientos con la silla en la cocina

me dejo desvelar por las ambivalencias

y tú apareces con tu nuevo novio bien vestido y calladito

cuánto te gustan los chavales bien vestidos y calladitos

así puedes hablarlo todo tú

no dijo ni mú

pero movía la cabeza en señal de aprobación pena desencanto.

 

Hacía un calor épico como en los buenos tiempos

aquellos en los que helaba y hacía frío hasta febrero y después llovía, y ventaba, y llegaba mayo y era el mes de las flores

dónde van las flores, que ya se abrieron y ya se cerraron varias veces en el año

y ahí llegaste tú con tu melena

él con su mechón de cabello sobre la frente qué guapo

yo me cortaba el pelo para parecer mayor me pintaba los labios

me ponía los zapatos de mi madre casi muerta

y no se me ocurrió otra cosa que pedirle a tu chico aquella tarde

a escondidas de los adultos y sin que nadie lo supiese

que se quedase

el ratito que tuviera

a morir conmigo.

Resultado de imagen de Rosalyn Drexler

Rosalyn Drexler, “Chain Smoker” (1960)

Ruptura

Despois da expansión non sei que queres ouveando nos tellados

é tarde

a soidade ameaza os talóns

incombustible

corre

 

no chan erguín a mirada e descubrín un ceo escuro de tormenta

tornouse grisáceo o ambiente e a memoria, e así por moito tempo

tomar decisións

escorrentar as mazás que tiñas postas nunha cesta no coche

escorrentar as noites de facer pasta na cociña con viño e música

escorrentar a mirada do avó cando fixo a pregunta e non souben que dicir

así foi

 

e logo

eliminar o superfluo

e nunca máis volver.

_____________________

Después de la expansión no sé qué quieres aullando en los tejados

es tarde

la soledad amenaza los talones

incombustible

corre

 

en el suelo levanté la mirada y descubrí un cielo oscuro de tormenta

se volvió grisáceo el ambiente y la memoria, y así por mucho tiempo

tomar decisiones

ahuyentar las manzanas que tenías puestas en una cesta en el coche

ahuyentar las noches de hacer pasta en la cocina con vino y música

ahuyentar la mirada del abuelo cuando hizo la pregunta y no supe qué decir

así fue

 

y después

eliminar lo superfluo

y nunca más volver.

Resultado de imagen de art brat

 

Definitivamente

Retornan as mareas ás praias alumea o sol abrangue o apetito

nembargantes

parece estrepitoso ese son que se deixa verter por fóra do estrume

golpea nas tempas in and out

empurrón metálico faime caer na escura sonata fúnebre

cada un con candansúa medalla na andadura branca que se fixo costa arriba

e agora estou como durmindo escondida na irrealidade

 

chegou o momento de meternos dentro dos sacos dourados

deixa que se cumpran as fantasías

déixao ir, déixao ir… déixaas vir

que aqueles días que xa non existen os gardamos con tenrura

como corazóns de nenos dobradiños nun caixón

 

soa ben a loucura

cando a verdade oprime

vese claro o horizonte

que todo vaia, e que veña

e logo

que máis da o pasado

agora que as pedras volveron para dicirme adeus

definitivamente.

______________________________

Retornan las mareas a las playas alumbra el sol abarca el apetito

sin embargo

parece estrepitoso ese sonido que se deja verter por fuera del estiércol

golpea en las sienes in and out

empujón metálico me hace caer en la oscura sonata fúnebre

cada uno con su correspondiente medalla en la andadura blanca que se hizo cuesta arriba

y ahora estoy como durmiendo escondida en la irrealidad

 

llegó el momento de meternos dentro de los sacos dorados

deja que se cumplan las fantasías

déjalo ir, déjalo ir… déjalas venir

que aquellos días que ya no existen los guardamos con ternura

como corazones de niños dobladitos en un cajón

 

suena bien la locura

cuando la verdad oprime

se ve claro el horizonte

que todo vaya, y que venga

y después

que más da el pasado

ahora que las piedras han vuelto para decirme adiós

definitivamente.

Imagen relacionada

Ophelia, Sir John Everett Millais (1851)

Coraxe

Non sucumbas ao frío agarra as meixelas para darlles calor

Énchete de frores énchete de vida no pelo na pel nas pernas nas axilas

Que ninguén te faga caer, non caias, ti non, ti nunca

Nin coa febre de marzo nin coa burocracia de abril

Mar de fóra
Vía crucis

Salta. Salto.

Lita Cabellut, Frida (2010)