Puzzles

Galicia Poética "antolloloxía"

De pronto se juntan todas las palabras

Se ordenan y aparecen como imágenes aleatorias

Imágenes de todas las canciones que una vez escuché

De la naturaleza viva de los paisajes y amaneceres y puestas de sol

Y luces de neón que hubo, y muchas

De los libros que leí

Trocitos de mí

Se juntan se ordenan se reordenan
Se combinan como magia
Y me pongo feliz

☺☺☺

Crebacabezas

De súpeto xúntanse todas as palabras

ordénanse e aparecen como imaxes aleatorias

imaxes de todas as cancións que unha vez escoitei

da natureza viva das paisaxes e amañeceres e postas de sol

e luces de neón que houbo, e moitas

dos libros que lin

cachiños de min

xúntanse ordénanse reordénanse

combínanse como maxia

e póñome feliz.

🙂 🙂 🙂

Ver la entrada original

Anuncios

Si el hombre pudiera decir lo que ama

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Fragmento de poema de Luis Cernuda.

Mi generación (a Allen Gingsberg)

Galicia Poética "antolloloxía"

He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura
caer con el peso de la inexperiencia y la desidia en el cajón de la noche más débil

He visto a las peores mentes de mi generación rebuznar como expertas en barras de bar
haciendo país

He visto a los más mediocres chupando betún en los bordillos
en las esquinas con aristas muertas de pasillos de facultades
comiendo mierda allí dónde podían
llegando lejos sin ir a ninguna parte

Y después estoy yo, a la que a veces ni veo,
tratando de volver a casa por el camino más largo.

Allen Gingsberg fue un destacado poeta de la década de 1950, enmarcado en la llamada Generación Beat. 

Su obra más conocida es “Aullido” (“Howl”), célebre por su frase de apertura:

“He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura”.

Parece que siguen siendo épocas…

Ver la entrada original 1 palabra más

Adeus, Nadal

Nin  reis nin raíñas neste día xeado con mantos brancos na praia,

anuncian as rebaixas nos escaparates, mézclanse as luces coa costa de xaneiro.

Empeza o 2019, agora si. Que non nos bata o frío nin na alma nin en ningún lado.

E despois felicidade: esa palabra. Tiña que vir de serie.

Feliz aninovo

Imos encher o 2019 de soños e boa onda. E a vibrar coa vida.

Estar aquí outra vez o ano que ven, soltando nostalxias, agarrando desexos. E a vibrar coa vida.

En sintonía. En paz. Sempre.

Nadal

Pregúntasme dende o outro lado que onde vou pasar o Nadal.

Onde.

Eu quedo muda no meu sitio non se me move un pelo. A pregunta. Chegou a pregunta que levo aborrecendo dende xullo.

Saín do exame medio durmida e media cunha molestia na moa que me lembrou a necesidade dun implante. Algún día. Traballar para os dentes, traballar para o coche.

E nunca é dabondo. E logo, Nadal.

Todo eso agolpado na mente despois de chegar tarde e mollada á casa.

Que onde vou pasar o Nadal.

Non me atrevín a decircho, pero gustaríame poder pasalo agochada nun caixón

ou subida nun carballo ben ALTO

ou sendo artificio na fiestra de Wendy

(mellor esto último).

Onde vas pasar o Nadal?

Puiden dicir que con amigos, ou facendo voluntariado empurrando nubes

ata podería disertar sobre a dificultade de conciliar cando se teñen mascotas

pero tampouco.

O único que me saíu foi: traballando.

E ti satisfeita, e eu esnaquizada en cachiños.

triste