Walt Whitman: “No te detengas”

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.

Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la vida.

La sociedad de hoy somos nosotros: Los “poetas vivos”. No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

Anuncios

Rutinas

Somos instantes de certezas
historias que alguén conta ata que esquece.
O tempo vai pasando e xurde a verdade que ao principio doe pero despois é costume.
Aprendes que unha mente ocupada non estrana a ninguén.
Aprendes que precisas salvarte dos insomnios.
E sálvaste.

Rutinas

Somos instantes de certezas
historias que alguien cuenta hasta que olvida.

El tiempo va pasando y surge la verdad que al principio duele pero después es costumbre.

Aprendes que una mente ocupada no echa de menos a nadie.

Aprendes que necesitas salvarte de los insomnios.

Y te salvas.

Tamara de Lempicka, Kizette en rosa (1926)

Das perdas

Cantas cousas perdín por non deixar as sombras nas paredes

xa non cabían máis decepcións todo daba igual antes de tempo

o vestido amarelo sorría dende o outro lado da pantalla

teño ganas de verte

onde estás?

 

Utopía planificada

paso o día remexendo no noso encontro imaxinario sinto a chamada

pero

deixei de buscar monstruos por medo a atopalos dentro de min

deixei de fiar fino pola tendencia á debilidade de magoarme a vida

tiña ganas de verte

onde fuches?

 

Enruga a faciana, apreta as cordas

reza poesía coa cabeza baixa

as mans cruzadas no entretempo clava a vista ao frente

diante da estantería repleta dos alcumes que algún día ía ter

dise forte mascando a carraxe

que o que estaba predito tiña que empezar xa.

_________

De las pérdidas

 

Cuántas cosas he perdido por no dejar las sombras en las paredes

ya no cabían más decepciones todo daba igual antes de tiempo

el vestido amarillo sonreía desde el otro lado de la pantalla

tengo ganas de verte

¿dónde estás?

 

Utopía planificada

paso el día dándole vueltas a nuestro encuentro imaginario siento la llamada

pero

he dejado de buscar monstruos por miedo a encontrarlos dentro de mí

he dejado de hilar fino por la tendencia a la debilidad de lastimarme la vida

tenía ganas de verte

¿a dónde te has ido?

 

Arruga la cara, aprieta las cuerdas

reza poesía con la cabeza baja

las manos cruzadas en el entretiempo clava la vista al frente

delante de la estantería repleta de los apodos que algún día iba a tener

poderosamente se dice así misma masticando la rabia

que lo que estaba predicho tenía que empezar ya.

Imagen relacionada

Gabrielle Münter, “Muller na cadeira escribindo” (1929)

Aire

Érgome todas as mañás co propósito de enmenda a flor de pel.

Miro os xeonllos tortos co pantalón rachado e penso que vaia oh que cantas cousas para afrontar que hai que poder que hai que seguir cando todo está perdido.
Véseme a perna
un trozo de min.
Repartín a diestro e siniestro ibuprofeno invitei eu ata a noite, noite de tres días
noite de longa noite de merda.

Non queda nada. Somos aire en contención.
Templanza. Recuperación. Victoria.

_______________

Me levanto todas las mañanas con el propósito de enmienda a flor de piel.

Miro las rodillas torcidas con el pantalón roto y pienso que vaya que cuántas cosas para afrontar que hay que poder que hay que seguir cuando todo está perdido.
Se me ve la pierna
un trozo de mí.
Repartí a diestro y siniestro ibuprofeno invitaba yo hasta la noche, noche de tres días
noche de larga noche de mierda.

No queda nada. Somos aire en contención.
Templanza. Recuperación. Victoria.

España morta

O ollo do touro mira en capicúa morte

petrifica a esterilidade da vella que verte ouriños na alfombra desgastada

raída

escenario de mobles anti Ikea.

Facía sol pero estaba escuro, persianas abaixo

amarrada a pata con cinta de embalar acumula medicación pastillas que non ha tomar nunca

chaga na boca encía leucoplásica inflamada

pelos negros duros no bigote ruindade miserable do século pasado

que nos fixéchedes, que nos estades facendo?

O olor a crema hidratante non disimula a podredume que te envolve.

Aquí, alí, en todas partes, á marxe de fronteiras e autonomías.

España muerta

El ojo del toro mira en capicúa muerte

petrifica la esterilidad de la vieja que vierte orina en la alfombra desgastada

raída

escenario de muebles anti Ikea.

Hacía sol pero estaba oscuro, persianas abajo

amarrada la pata con cinta de embalar acumula medicación pastillas que no tomará nunca

úlcera en la boca encía leucoplásica inflamada

pelos negros duros en el bigote ruindad miserable del siglo pasado

que nos habéis hecho, que nos estáis haciendo?

El olor a crema hidratante no disimula la podredumbre que te envuelve.

Aquí, allí, en todas partes, al margen de fronteras y autonomías.

Resultado de imagen de goya

Francisco de Goya, Saturno devorando a su hijo (1819-1823)

Entroido tardío

Érgome todas as mañás co propósito de enmenda a flor de pel
Miro os xeonllos tortos co pantalón rachado e penso que vaia oh que cantas cousas para afrontar que hai que poder que hai que seguir
Véseme a perna
un trozo de min
Repartín a diestro e siniestro Ibuprofeno invitei eu ata a noite, noite de tres días
noite de longa noite de merda.

Carnaval tardío

Me levanto todas las mañanas con el propósito de enmienda a flor de piel
Miro las rodillas torcidas con el pantalón roto y pienso que vaya hombre que cuántas cosas para afrontar que hay que poder que hay que seguir
Se me ve la pierna
un trozo de mí
Repartí a diestro y siniestro Ibuprofeno invité yo hasta la noche, noche de tres días
noche de larga noche de mierda.