Plandemia

Estoupou nos hospitais nos supermercados escondeuse nas escolas e nas fiestras e balcóns

no meu caso dende a fiestra vin pasar os días e as caras languidecentes como a miña mirábamos ansiosos buscando respostas sen saber moi ben as preguntas

dende a fiestra correndo as cortinas na coruña os balcóns son para señoritos eu son proletariado a tope así que non quedou outra que soñar cunha casiña con campo e mirar en idealista

os primeiros quince días en shock recontando mortes e cadáveres de antaño, pantasmas que viñeron saudar e aínda están hoxe conmigo de visita

non os dou botado, ás veces parece que si pero rebrotan

quince días pasaron pronto, e logo outros quince, e quince, e de súpeto xa é xuño e onde está a primavera

crise e contracrise crítica rabia medo xulgar culpa medo o que queda no poso sempre medo, principio e final de todas as saturacións contracorrentes socializadas

todo formaba parte dun plan redentor esperpénticos remorsos e grandes fitos no recorrido enchido de vereas tantas grandes e tantas pequenas traballo nai hernia pandemia o plan era revivir e revivirme

saírme do espello deformado no que me levaba mirando tantos anos

Plandemia

Estalló en los hospitales en los supermercados se escondió en las escuelas y en las ventanas y balcones

en mi caso desde la ventana vi pasar los días y las caras languidecientes como la mía mirábamos ansiosos buscando respuestas sin saber muy bien las preguntas

desde la ventana corriendo las cortinas en la coruña los balcones son para señoritos yo soy proletariado a tope así que no quedó otra que soñar con una casita con campo y mirar en idealista

los primeiros quince días en shock recontando muertes y cadáveres de antaño, fantasmas que vinieron a saludar y aún están hoy conmigo de visita

no los doy echado, a veces parece que sí pero rebrotan

quince días pasaron pronto, y después otros quince, y quince, y de pronto ya es junio y dónde está la primavera

crisis y contracrisis crítica rabia miedo juzgar culpa miedo lo que queda en el poso siempre miedo, principio y final de todas las saturaciones contracorrientes socializadas

todo formaba parte de un plan redentor esperpénticos remordimientos y grandes hitos en el recorrido lleno de caminos estrechos a veces grandes a veces pequeños trabajo madre hernia pandemia el plan era revivir y revivirme

salirme del espejo deformado en el que me llevaba mirando tantos años

Suspiros de sal: Muchacha en la ventana - Salvador Dalí - Historia ...

Mujer en la ventana, Salvador Dalí

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s