Desmemorias

Dudó un momento, es posible, pero la empujaba una gélida mano de la que aún recordaba el tacto

recordaba su aroma a ninguna cosa

su aliento a tabaco rubio.

En trance, la vida se detiene. El tiempo gira y camina a la inversa.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s