Der Kub

La mano delicada suavemente acaricia a la que firmemente la sostiene. Ella abarcada, él sutilmente la enamora
con su aliento le humedece la piel.

En éxtasis caen los dos fundidos en un dorado abrazo que detiene el tiempo, temblando repletos de todo lo que va a estallar
se funden y se confunden, se mezclan y se absorben

arrancándole al aire el ansiado Beso.

El Beso, Gustav Klimt (1908)

Anuncios

4 comentarios en “Der Kub

    • Pues sí, es obra mía 😊 Llevo escribiendo desde hace mil años. Nunca había hecho públicos los poemas hasta este blog porque me daba una vergüenza terrible. Pero una crisis de hernia discal hace milagros y cuando no puedes hacer otra cosa que estar tumbada, hay que distraer la cabeza. Además, me cambió la perspectiva el verme impedida. Las vergüenzas pasan a otro nivel, al nivel del cajón del fondo, a ese en el que guardas lo que quieres tener lejos. No sabes qué honor es para mí que me digas que te gustan. Eternamente agradecida, y encantada de que los disfrutes. Un abrazo 😊

      Me gusta

    • Muchas gracias, me alegra mucho que te guste. Tuve la ocasión de asistir a una exposición en Viena, y me quedé muda ante la magnitud de las emociones que se pueden sentir ante su pintura. Este cuadro es pequeño en realidad, pero transmite tanto que era imposible no tratar de contarlo 😊 Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s