Juegos de infancia

Cuando pasas la infancia en una aldea, la imaginación es tu mejor aliada.

El territorio de montes y huertas y casas semiabandonadas o cerradas durante el invierno era nuestro universo creativo.

Todo esto me viene a la mente porque acabo de pasar por delante de estas casas

image

Y me ha recordado a unas similares de aquellos juegos de niños en las que decíamos que había brujas que nos podían secuestrar y ante las que teníamos que hacer un hechizo.

El hechizo no sé si era real o imaginario. Consistía en coger ceniza y meterla en una bolsa para después esparcirla por la puerta de la supuesta casa encantada.

Como sabes, en la infancia la realidad y la ficción se entremezclan, y eso es justo lo que me acaba de pasar. Que no sé si ese ritual nos lo habíamos inventado, nos lo había dicho alguien o qué. Ni siquiera estoy segura de si lo hicimos o no.

Pero qué bello y aterciopelado recuerdo de tarde de viernes.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s